sábado, 9 de julio de 2011

LA RELACIÓN ENTRE EL FÚTBOL Y LA COMIDA



¿Os habéis dado cuenta de que en el fútbol está pensado para que engordemos?

Antes de que empiece el partido, la gente ya está haciendo porras. Y en cuanto empieza, un defensa da una galleta, y otro una leche.

Porras, leches, galletas… ¡¡ya tenemos el desayuno completo!!

No es casualidad, la comida está muy presente en fútbol, por ejemplo, a veces en el fútbol te hacen puré, y la defensa está con la empanada.

¿Y cómo se cocinaría una jugada? A uno le pasan un melón, otro se cuela hasta la cocina y un defensa mete la gamba. Y si falta el postre, el portero sale a por uvas.

Y si luego quieres merendar, vienen dos defensas y te hacen un bocadillo.

¿Y sabéis quienes son los que comen más en el fútbol?, los árbitros, porque se lo tragan todo.

jueves, 7 de julio de 2011

LAS PELÍCULAS DE TERROR


Yo no puedo irme a dormir sin haber visto una antes, porque… ¿qué hay mejor, para irse a dormir, que un buen cuento?

A mi me encantan las películas de terror, son super profundas, y cada una de ellas, con un argumento y unos personajes únicos. Bien, primero voy a preguntar, ¿qué es una película de terror? Pues resumiendo, es un poco como Hamlet, todo el que sale en la película, muere, de una forma o de otra, porque en las películas de terror “no se salva ni Dios”.

Estas películas también se les conoce como; películas de psicokillers

Las películas de psicokillers las definiría por tres características básicas; el asesino, los personajes y el entorno.

El asesino es un tío que en el fondo, me da lástima, sí, porque es un incomprendido, normalmente es un tío, que de pequeño lo ha pasado mal, y al pobre le ha quedado un trauma. Suele ser bastante feo, porque siempre se cubre la cara con algo, es torpe, realmente torpe, porque si os dais cuenta, a la hora de matar, se cae con cualquier cosa y para matar a alguien, antes, se da de cabeza con todo, además, nunca acierta a la primera, pero hay que reconocer que tiene una resistencia formidable, porque les golpean, los queman, los disparan.. pero ahí siguen, como una rosa.

Y no sé porqué, pero no corre, ¿para que va a correr? Debe tener algún tipo de superpoder en el que siempre alcanza a su víctima por mucho que ésta corra.

Después están los personajes, suelen ser todos idiotas.

Está, la protagonista, que no sé porqué, siempre son mujeres. Es la que sufre más, porque va viendo como mueren sus amigos sin poder hacer nada al respecto, pero al final de la película se arma de valor y se enfrenta al asesino.

Después está la amiga de la protagonista, la amiga, siempre muere, es como un patrón de conducta, aparte de que suele ser bastante tonta, y no le preocupa nada, bueno, la típica adolescente.

Luego esta el chulito, es un tío guaperas que va de duro y siempre le dice cosas al asesino antes de morir como, “¡¡que te jodan!!” O, “¡¡te voy a matar maricón de mierda!!”, estos, suelen ser de los primeros en morir, y no le cae bien a nadie.

Y como no, no podía faltar el novio de la protagonista, éste, es otro guaperas, que normalmente es un tío muy sensible y brillante y siempre tiene buenas ideas, suele ser el cerebro del grupo, hasta que, se lo sacan a hachazos al menos.

Hablemos del entorno; las cabañas en medio de ninguna parte, son lugares muy cotizados por los asesinos en serie.

Las cabañas en el monte, un lugar totalmente aislado, sin cobertura, y que por una de esas casualidades de la vida, cae una gran tormenta, que hace que durante equis tiempo, no puedan moverse de allí, ya es mala suerte, justo ese fin de semana al asesino va y se le ocurre pasarse por allí, que por cierto, ¿cómo sabe el asesino que hay alguien ese fin de semana en la cabaña? Puede ser que se plante con un saco de dormir delante de la casa, a ver si viene alguien…

Bueno pues si quieres hacer una buena peli de psicokillers, aquí tienes todo el material necesario, siempre puedes introducir clásicos, como el coche que hace media hora iba como la seda, pero por alguna extraña razón, cuando hace falta, no arranca o alguna persecución alocada y sin sentido en el que la victima cae al suelo por lo menos cincuenta veces.

lunes, 4 de julio de 2011