miércoles, 28 de diciembre de 2011

LOS MEDICAMENTOS


No quisiera alarmar a nadie, pero me he dado cuenta de una cosa terrible y apocalíptica, ¿sabes esas cosas que a veces las piensas, y cuando has acabado de pensarlas, te arrepientes de haber empezado a pensar en ello? Y es que me he parado a pensar, muy seriamente, y me he dado cuenta de que no tengo ni idea de qué están hechos los medicamentos.

Somos muy confiados, demasiados confiados, a ti te dicen;

-“¡¡Tómate dos de estas al día, y verás que te pondrás bueno!!”, y lo mejor de todo es, que normalmente te las tomas y funciona, que yo más de una vez he pensado; “¡¡esto tiene que ser más bien el hecho de saber que te la estás tomando que no el efecto que te produce!!”, que es lo que se llama; el efecto placebo.

Que es como esa gente recién levantada que dice; “¡¡yo es que necesito tomarme un café bien cargado por las mañanas o no me despierto!!”, “¡¡es que yo sin la cafeína, no soy nada!!”.

Estimado amigo, eres un “fingedespertares”, ese es tu nombre; “fingedespertares”, o sea, que está estudiado que la cafeína tarda entre tres y cuatro horas en hacer efecto una vez ingerida, ¿me estás contando, que después del primer sorbito de café, ya vas como una moto?, eres un “fingedespertares” y ya está, pues eso es el efecto placebo, y con las pastillas pasa lo mismo.

Aunque si quieres saber cuáles son los efectos de los medicamentos que te estás tomando, entonces debes de hacer uso de un ser todopoderoso que todo lo sabe y todo lo controla, sobre cualquier medicamento en cuestión, ¿tu abuela?, ¡¡No!!, ¿el farmacéutico?, ¡¡tampoco!!, a quien me refiero es al… prospecto, que nunca he entendido muy bien lo que significa esta palabra, que suena como robot del futuro o a videojuego. El prospecto.

Pero hay tres verdades ineludibles respecto al prospecto:

La primera es; que el prospecto entero, lo que sería desde la primera letra hasta la última, nadie se la ha leído jamás en su vida, esto es así, porque en realidad en caso de hacerlo, el efecto que produce es un mal rollo, sobre todo cuando llegas al apartado de contraindicaciones y efectos secundarios.

La segunda verdad ineludible es; que los prospectos comparten la principal característica de los mapas de carretera. Una vez los abres y los despliegas es imposible, totalmente imposible, doblarlo igual que estaba, además, ¿quién se encarga de doblar esto?, porque es un cachito de papel así de pequeño que va en toda la caja, que es un cuadradito diminuto, despliegas, despliegas, despliegas y te queda un dina 3 del tamaño 50 por 75, que no sé cómo lo hacen.

Y la tercera verdad ineludible es; que el prospecto, es un ser, al que nunca le han dado cariño, que no ha recibido el amor que se ha merecido, y se siente solo, triste y desdichado, por eso, siempre va en busca de compañía y comprensión, busca el contacto humano desesperadamente, por eso, abras por donde abras la caja de pastillas, siempre te lo encontrarás en ese lado, que está ahí como abrazando a las pastillas, como diciendo; “¡¡Cógeme a mí, cógeme a mí, quiéreme, quiéreme!!”, y nosotros, las personas cerramos la caja sin miramiento, le damos la vuelta y le hacemos el vacío. Pobre prospecto.

sábado, 10 de diciembre de 2011

LOS DEPORTES

En España el fútbol es el deporte rey, ¿quién le puso la corona?, pero ahí lo tienes, el país se paraliza cuando hay fútbol. Y os voy a hablar de otros deportes que son hasta mejores y más divertidos que el fútbol, aunque nadie los tenga en consideración.

Empecemos con uno curioso, el pin pon, tengo que decir que es un deporte la mar de chulo, y aunque parezca que no, haces mucho ejercicio si lo practicas, realmente es muy divertido de jugar. Lo que sí tiene el pin pon es, que es un deporte muy poco extendido, muy poca gente practica este deporte, aunque el 75% de la población tiene en sus garajes y trasteros, una mesa de pin pon, normalmente doblada en dos y puesta en una esquina, porque esto es un deporte muy caprichoso, y nunca sabes cuándo te va a apetecer jugar, y superimportante tener una mesa en casa, aunque esté literalmente muerta de asco y cogiendo polvo, pero se ha de tener. Pero si un deporte se llama pin pon muy español no suena, esto se lo inventaron los chinos, seguramente, que son más de hablar así. Pero para mí, lo peor de este deporte es la pelota, que no mola, porque es superfrágil, es como un huevo, o sea, esto si por lo que sea, se te cae al suelo y la pisas, te has quedado sin pelota. Aunque lo mejor de este deporte es a la hora de sacar, esos jugadores que van a sacar ahí que tienen diferentes tipos de saque, pero todos los jugadores comparten una característica y es, que con las pelotas, se ponen en plan como desconfiados, la esconden, no te dejan verla y luego hacen un saque relámpago, “flap, flap, flap” y tú no te has enterado de nada. Es un deporte express, rápido y eficiente, como los chinos que lo inventaron.

Pero dejemos el pin pon y vayamos a su hermano mayor directo; el tenis. El tenis es un deporte para pijos, ¿por qué? pues porque los pijos pueden ser muchas cosas, pero sobre todo son educados. Tú estás en un partido de tenis, y el árbitro de silla, que no veas que currazo tan estresante te has ido a buscar, el árbitro de repente da un bocinazo y dice; “¡¡Nooo!!” y los jugadores se callan, se resignan, el público lo respeta. Lo que menos me gusta del tenis en comparación con el pin pon, son los saques. Tú ves a un jugador de tenis que se dispone a sacar, y se ajusta el pantalón, se ata los cordones de las zapatillas, se sube los calcetines, da tres golpecitos con la raqueta en los talones, se pone bien el pelo, se ajusta la muñequera, bota la pelota… que lo ves por la tele y te dan ganas de decir:

- “¡¡Pero quieres sacar de una vez, que estás jugando un partido de tenis, y no a casa de tus suegros para dar buena impresión!!

Y luego saca, da a la red, y el árbitro grita; “¡¡Nooo!!” y vuelta a empezar. Es para morirse.

Pero lo que más me intriga del tenis es la puntuación. Vamos a ver; cero, quince, treinta… cuarenta. Yo soy de letras, pero es que esto a mí no me encaja. O sea, dices; cero, vale, bien, siempre es bueno empezar de cero, es buena manera, luego súmale un punto, quince, suma otro, treinta, y luego tienes que sumar otro, espera a ver… ¡¡cuarenta!!, a mí no me cuadra mucho, pero bueno, por algo será así. Pero tú imagínate que no sabes nada, absolutamente nada, de las reglas del tenis, llegas un poco tarde a un partido y preguntas:

- “¿Cómo van?”

- “¡¡Pues cuarenta a cero!!”

Y dices:

- “¡¡Que se retire ese tío, que está haciendo un ridículo espantoso!!”, “¡¡menudo palizón le están metiendo!!”

Y te contestan:

- “¡¡Nooo!!”, “¡¡es que ahora si mete punto, significa que ha ganado un juego, y cuando haya ganado seis juegos, ha ganado un set, y cuando haya ganado tres sets, entonces ha ganado un partido!!”

Que tú piensas:

- “¿Y para qué día está estimada la fecha de finalización del partido?”

Otro deporte también menos extendido a mi parecer igual de importante: el baloncesto. ¡¡Qué bonito es el baloncesto!!, lo que pasa es que es un deporte muy discriminatorio con la gente bajita. Porque por ejemplo si alguien bajito está jugando e intenta tirar a canasta y se le pone un gigantón delante, y al tirar le corta el tiro, ¿cómo le se llama eso?, ¡¡tapón!!. Que me imagino al alto:

- “¡¡Uyyy!!”, “¡¡vaya tapón que te he hecho!!”, “¡¡esto sí que ha sido un buen tapón!!”

No puedo dejar de mencionar el atletismo, que de ahí viene la palabra: atleta. Y lo mejor es que tiene muchas disciplinas, y algunas están un poco pilladitas por los pelos. Es decir, lo primero y principal son los cien metros lisos, ¿por qué?, pues porque los cien metros cuesta abajo sería demasiado fácil.

También están los cuatrocientos metros valla, pero lo que mola la carrera de obstáculos, no es la carrera en sí, esto es como la Nascar o las exhibiciones aéreas, tú las ves porque esperas que alguien se esmorre con alguna valla, somos así de buena gente.

También hay los dos mil metros marcha, que esto se lo dijeron a algunos jóvenes españoles y se lo tomaron al pie de la letra, sólo que lo entendieron mal y lo que hacen ellos es; dos mil horas de marcha al año.

También está el salto de longitud, que esto es un deporte que genera mucha presión, básicamente porque te tiras cinco años entrenando para dar un salto, que si te sale mal es la mayor depresión de tu vida, que ya es mala suerte.

Pero para saltos, los que molan son los saltos de pértiga, que esto sí que es peligroso, porque pegas un pedazo de salto ahí que flipas, pero la pértiga es supercomplicada de llevar, si por lo que sea la clavas mal, puedes salir disparado para atrás y te puedes acabar haciendo mierda, o si por lo que sea después del salto te desvías y en vez de caer en la mullida colchoneta, caes al suelo, igual ni lo cuentas, que se han dado casos.

Y luego el tema de los lanzamientos. A mí el que más gracia me hace es; el lanzamiento de jabalina, que la primera vez que lo escuché pensé:

- “¡¡Esto es muy feo, yo estoy en contra del maltrato animal, y pillar una cerda salvaje y lanzarla, no mola!!”, “¡¡pobre animal!!”

Pero no, se ve que la jabalina es una especie de lanza, y mola porque es coger una y creerte que eres un espartano cuando la tiras, en plan Leónidas sacándolo todo.

Y lo más flipante es el lanzamiento de martillo. Pero aquí se ve que el martillo es una bola de metal con una cadena atada. Pero lo que más me preocupa es; si los martillos de los atletas son así, ¿cómo serán los clavos?, no me los imagino intentando colgar un cuadro en la pared, tiene que ser todo un espectáculo.

Y luego hay otras cosas con aspiración de deportes pero claramente no lo son, como el curling. Esto es una cosa que en España no hay tradición, pero si la hubiera seríamos una potencia mundial, porque el curling es la versión petanca, pero en hielo, y es un deporte que podría venir toda la familia, porque tu pillas a tres o cuatro abuelos de estos que son muy pros, que están jugando a la petanca todos los días, y a cuatro amas de casa, que se les dé muy bien barrer, y tenemos un equipo olímpico español que lo flipas.

Aunque en este nuestro país, bueno... debería de decir en todo el mundo, todos y cada uno de los deportes del mundo, lo conforman dos tipos de personas: los que lo practican y los que lo ven, ya sea en directo, pero sobre todo por la tele. De hecho, que haya deporte en la tele es algo positivo, primero; porque se ofrece una alternativa a la mierda televisiva de siempre, segundo; porque el deporte fomenta algunos valores como la competitividad, la entrega, la disciplina, y tercero; porque no hay nada mejor que juntarte con los colegas y echarte una birras, viendo un buen partido del deporte que sea.

Y es que, si al ser humano se nos da bien algo es, perder el tiempo haciendo cualquier tontería, llámale deporte, ejercicio o monólogos.

jueves, 8 de diciembre de 2011

LA CURIOSIDAD

El ser humano es muchas cosas, pero en general es curioso. Es decir, cuando éramos monos, esa curiosidad fue la que nos empujó a evolucionar y a dejar de serlo.

Por la curiosidad se descubrió el fuego, se inventó la rueda, las porras para apalear a los animalitos... y todos estos inventos, siguen vigentes en la actualidad. El fuego, que es lo que usamos para intentar ligar en los bares, ¿tienes fuego?. La rueda, que es fundamental, hoy en día casi todo tiene ruedas; los coches, las sillas de oficina, los carritos del Carrefour, aunque cada una de ellas “va a su bola” y así es imposible que el carro vaya en línea recta. Y las porras para apalear, bueno.. tú vete a una comisaría de policía, y ponte a gritar en la puerta de que estás “indignao”, y ya verás si se ha mantenido la tradición de las porras para apalear, que incluso las han mejorado.

Pues esa curiosidad también nos hace querer saber qué hacen los demás, que planteado así tampoco es negativo. Saber qué hacen los demás puede ser útil y además se puede aprender de ellos. Es decir, nosotros hoy en día tenemos queso, porque un día miramos lo que hacían los franceses, tenemos arroz porque un día miramos lo que cultivaban los chinos, y como también hemos mirado a los Estados Unidos y al Mcdonald, tenemos un país lleno de gordos.

jueves, 17 de noviembre de 2011

LOS MALOS DE LAS PELÍCULAS


En toda historia digna de ser contada, siempre hay dos bandos, los buenos y los malos, aunque esto tiende a ser relativo y subjetivo, sobre todo dependiendo del lado en el que estés tú.

Pero no se puede entender bien una historia sin lo bueno y lo malo, no se entiende el yin sin el yan, no se entiende el blanco sin el negro, no se entiende Andy sin Lucas.

Y en el mundo del cómic pasa lo mismo. ¿Nunca nadie se ha preguntando qué convierte a un subnormal enfundado en unas mayas de colorines en un superhéroe? Pues es sencillo, la existencia de los villanos. Y con ello la obligación, necesidad y ansia de protagonismo de luchar contra ellos.

Sin villanos, los superhéroes no tendrían nada que hacer, y sólo serían unos frikis con poderes extraños que no servirían para nada. Así que, se merecen mi reconocimiento y respeto. Pero si el villano es lo que convierte en superhéroe al superhéroe, ¿qué es lo que convierte un hombre normal en un villano?

Vamos a analizarlos un poquito en detalle: la primera característica que ha de tener un villano es una historia muy traumática de fondo, para poder justificar su grado de maldad, algo del rollo que; asesinaron a tus padres, que se metían contigo en el cole, que la sociedad te rechazó por ser un bicho raro… algo así que genere una chispa de maldad y rencor en tu corazón y que tengas luego ganas de vengarte por ello.

La cosa es, que han de ser malos, aquí no vale esto de la ambigüedad, no. Hay que ser malo, y hay que ser rebelde, porque el mundo te ha hecho así y porque nadie te ha tratado con amor. Pero no vale sólo con eso, es importante también ser muy inteligente, hay que ser un genio, porque cuando eres muy inteligente hay más probabilidades de ser maligno. A veces los villanos “van a su bola”, o pueden trabajar en equipo, aunque siempre estarán peleándose a ver quién es más malo, para colaborar en el objetivo final que es; dominar el mundo.

Que yo siempre he pensado, ¿dominar el mundo, para qué? Si total, con lo hecho mierda que está, que eso tiene que tener un coste de mantenimiento brutal, pero sobre todo, una vez logrado dominar el mundo, ¿qué te queda?, ¿qué haces después?, ¿paseas al perro?, porque es un poco como pasarte el monstruo final de un videojuego, ya lo has hecho, ¿y ahora qué?, ¡¡qué aburrimiento!!, ¿no?.

sábado, 12 de noviembre de 2011

CÓMO SUICIDARSE Y NO MORIR EN EL INTENTO


Hay gente que cuando se suicida, se tira de un edificio o se pone una soga al cuello, yo propongo maneras originales si te has decidido hacerlo, porque suicidarse está muy mal, pero si vas a hacerlo, hazlo de forma original:

- Trágate un imán y ve a una tienda de cuchillos

- Haz un solitario a la ruleta rusa

- Cómete la pelota favorita de tu perro y di; ¡¡búscala Tobi!!

- Haz claqué en un campo de minas

- Envía un paquete- bomba a una dirección equivocada y que Correos te lo devuelva

- Cambia tu esponja por un erizo y llega muy sucio a casa

- Haz una travesía por el desierto y llena la cantimplora de polvorones

martes, 4 de octubre de 2011

UN ELEFANTE SE BALANCEABA



Un elefante se balanceaba
Sobre la tela de una araña
Como veía que no se caía
Fue a llamar a otro elefante

Cero elefantes se balanceaban
Sobre la tela de una araña
Ya que el elefante que se balanceaba anteriormente
Se había ido a avisar a un segundo

Dos elefantes, ahora sí, se balanceaban
Sobre la tela de una araña
Como veían que aquello resistía
Quisieron hacer partícipe de la experiencia a otro elefante

Los dos elefantes de antes y otro nuevo se balanceaban
Sobre la tela de una araña
Y como veían que a pesar de las 4 toneladas
Que pesa un elefante adulto no se caían
Querían ver hasta dónde aguantaba aquello

Dos elefantes se balanceaban
Mientras el tercero había ido a avisar a otro
Ya que habían hablado que era una tontería
Que fueran siempre todos a llamar al siguiente

4 elefantes, más de 15.000 kilos balanceándose
Desafiando las leyes de la física moderna
Como veían que no se caían
Fueron yendo llamando a más elefantes

Ya eran 83 los elefantes que se balanceaban
Sobre la tela de una araña
Iban a avisar a otro pero uno dijo:
“¿Por qué seguimos llamando elefantes de uno en uno,
cuando es obvio que esta de tela de araña lo aguanta todo?”

jueves, 15 de septiembre de 2011

CLAVES PARA EL ÉXITO ECONÓMICO


Mi objetivo claro siempre es el dinero almacenarlo. O sea, tener la mayor cantidad de pasta que pueda. Venga dinero, venga dinero, venga dinero.

Entonces, qué pasa, cada vez que se me ocurre una nueva manera de tener más, yo lo anoto. Sí, sí, entonces yo voy teniendo desde hace un tiempo, voy anotando claves para el éxito económico. Tengo una lista enorme de claves para el éxito económico que ya tiene forma de libro. Es un libro de claves para el éxito económico que estoy a punto de publicar, que quizás titule, “Claves para el éxito económico” pero no lo tengo muy claro. Y os voy a dar un par de ellas.

La primera: No hago regalos, a nadie, jamás, bajo ningún concepto, bodas, comuniones, bautizos… no le regalo nada a nadie, nunca. ¡¡Hacedlo!!. Puede que al principio os dé un poco de respeto y digáis: “¡¡es que si no le regalas a nadie, luego no te regalan a ti!!”. Que no os importe, cuando le cierras el grifo a los demás, tienes dinero para comprarte tú a ti mismo, lo que quieras.

Y la segunda: No dejo propina. No entiendo porqué hay que darle dinero a alguien por hacer su trabajo bien, que es su obligación. No dejo propina jamás. Me podéis decir; “¡¡déjale un poco de propina que los camareros trabajan un montón de horas y cobran muy poco!!”. ¿Tengo yo aspecto de líder sindical?.

sábado, 10 de septiembre de 2011

EL GATO CON GOTAS


Este es un cuento popular que habla de la historia de un gato con problemas de conjuntivitis. El cuento se titula el gato con gotas.

Hace algún tiempo, incluso años, Laurita, una niña preciosa con pequitas, muchas pequitas, demasiadas pequitas, es más, parecía mulata. Laurita, esta niña que parecía mulata por sus pequitas, cumplía diez añitos y sus padres le regalaron un gatito precioso.

Ella muy feliz se quedó mirando al gatito y dijo;

- “¡¡Mamá, mamá, mira como se acerca a la ventana!!” “¡¡mamá, mamá, mira como el gato se cae quince pisos!!” “¡¡bajaré a por él!!”

Al gatito ya sólo le quedaban seis vidas.

Al día siguiente, mientras la familia veía la tele feliz, la niña se fijaba en el gatito y dijo;

- “¡¡Mamá, mamá, el gatito en lugar de su pienso, se está tomando el veneno de cucarachas!!” “¡¡se lo ha tomado entero!!”

El gatito se puso verde y pegaba saltos.

Cuando el gatito se recuperó, ya sólo le quedaban cinco vidas. Intentó beber agua, pero como no veía, en lugar de ir a su platito, empezó a beber agua metiendo la cabecita en el acuario de las pirañas, se inclinó demasiado hacia adelante y cayó, lo sacaron, pero seguía vivo, solamente le quedaban cuatro vidas.

Entonces el padre después de mucho pensar dijo;

- “¡¡Familia!!” “¡¡el problema de este gato es la vista!!” “¡¡ahora veréis que pronto lo soluciono!!”

Fue al botiquín y cogió unas gotitas de colirio, se las echó al gatito en los ojos, de repente el gatito empezó a ver, se dirigió a la ventana y vio a un ratón a mil trescientos cuarenta y nueve kilómetros, salió corriendo y a las dos horas lo trajo en la boquita.

- “¡¡Oh Dios!!” “¡¡qué bien, el gatito ya ve!!” – dijo Laurita

Pero ni corto ni perezoso, el gatito dejó al ratón en el suelo y se puso a leer el periódico, daba gusto, ya eran una familia feliz. De hecho, cuando tenían que firmar un contrato, se llevaban al gatito para que leyese la letra pequeña.

Y colorín colorado este cuanto os ha emocionado.

domingo, 4 de septiembre de 2011

UN DÍA DE CAMPO


En todos los grupos hay un tonto. En mi grupo hay uno, y lo llamamos; “el lumbreras”, pura ironía. Pero le llamamos “el lumbreras” por algo, porque realmente, a pesar de lo tonto que es, tiene un puntito de lucidez con respecto a los demás, que hace que sea diferente.

A lo mejor nosotros, estamos en la plaza intentando planear las cosas del domingo. Y “el lumbreras” siempre es el que resuelve los problemas del ocio, por ejemplo estamos allí en la plaza y soltamos indirectas del tipo; - ¿qué podemos hacer mañana domingo?

“El lumbreras” empieza a darse como por aludido, soltando una segunda indirecta totalmente diferente pero con el mismo objetivo, del tipo; - ¿y mañana domingo qué podríamos hacer? Y entonces es cuando se pone a pensar y dice; - ¡¡mañana podíamos ir al campo!!

Eso está genial, ir al campo, ¿quién no ha ido al campo un domingo? Entonces nos planeamos, decidimos quedar el día siguiente tempranito, para que nos cundiera el día, llegamos allí a las dos de la tarde los diez colegas, los diez colegas con diez coches. Que no fuimos ni de quedar el uno con el otro, de hecho un colega mío decía;

- ¡¡Yo tengo dos coches y no sé como traérmelos!!

- ¡¡Que no!!, ¡¡que es al revés, el concepto era al revés!!

Otro vino en taxi, “el lumbreras”.

Y ahí nos ves en mitad del campo, a las dos de la tarde, diez colegas con diez coches, el taxista, y el taxista dice;

- ¿Y yo qué hago?

- ¡¡Quédate!!

Hasta las tres no vamos a comer, son las dos, vamos a hacer algo, vamos a hacer hambre, lo que sea, ¿qué podemos hacer?, ¿”lumbreras” qué hacemos?

- ¡¡Vamos a andar!!

Andar siempre me ha gustado, andar es una cosa que siempre me ha llevado a muchos sitios. No nos íbamos a andar en medio de la explanada por un montón de inconvenientes que hay, por ejemplo insolaciones, deshidrataciones, francotiradores…. Pero vimos un camino a la derecha, y dijimos, por ahí, pero cuidado con el camino, no era fácil, era un camino complejo, era un camino obtuso, era un camino entre Julio y Septiembre, angosto. Se ve que era como una especie de vía romana antigua y el piso no estaba reformado, era muy complicado andar por allí, allí se hacían esguinces las cabras. Y ahí está el reto.

Estas son las pequeñas aventurillas que tiene el hombre en su día a día. Afrontamos el camino, arrancando ramas, pegándole patadas a los árboles, tirando piedras, llegamos al final del camino, vamos a volvernos. A muchos de nosotros nos entró la preocupación, a ver si no vamos a saber volver, a ver si no vamos a encontrar el camino de vuelta, a ver si nos vamos a perder, en esto que “el lumbreras” dice;

- ¡¡Se nos ha olvidado el pan!!

A las tres, clavadas, estamos allí donde los coches, allí estaba el taxista y nos dice;

- ¿Y yo qué hago?

- ¡¡Quédate!!

Y decidimos hacer una barbacoa en el campo, yo sé perfectamente que está prohibido hacer una barbacoa en el campo, pero nosotros la barbacoa no la hicimos en el campo, la barbacoa ya venía hecha de casa con las patas puestas y todo, nosotros nos limitamos a ponerle fuego y cosas encima.

Empezamos a consumir productos típicos de una barbacoa; albóndigas, butifarra de soja, alitas de ternera… y de beber; bebíamos algunas bebidas ante un Sol justiciero y castigador, cosas sanas; Tangs de naranja, Sweeps, Seven up, Oraldine, Bisolvones...

A las dos horas estábamos todos con un subidón. Y es aquí donde sucede, en los momentos de subidón, es cuando se cumple la ley de Murphy; “que cuando algo está pasando bien, es factible que se estropee”. Efectivamente, estábamos ahí con el subidón y vemos en lontananza dos guardias civiles que vienen para acá. Sabíamos que venían para acá, porque eran dos puntitos verdes que cada vez se iban haciendo más grandes. O dos cosas; o están viniendo para acá, o están creciendo de la tierra.

Vienen los guardias civiles, los tengo ya a un metro, serios, yo no he visto una cosa más seria que un guardia civil, cuando un guardia civil se ríe es porque se ha equivocado o algo. Se me plantan los dos delante de mí, se me quedan mirando y me dicen:

- ¡¡Buenas tardes!!

Entonces cojo tres barras de pan que habían sobrado de la comida, coloco las tres barras de pan en lo alto de la mesa con forma de zeta, y les digo:

- ¿Habéis comido algo? Os he hecho panceta.

En todo este rato sin reírse, se ve que se cabrean, y el que tiene más galones se planta delante de mí, se cuadra y me dice:

- ¿Me puede usted decir de quién es la barbacoa?

- ¡¡Claro!!, de Georgie Damm

Como empezar un día en el campo y terminar en el calabozo.

lunes, 29 de agosto de 2011

LOS COLORES


- El color rojo; a veces a las personas se les ponen los ojos rojos, en esos casos hay que ponerse una pomada en cada uno, y unas gotas en los otros.

- El color amarillo; es el color de cosas que existen desde el principio de los tiempos, como el Sol, o en mayor medida, los Simpsons.

- Las rosas son rojas, las violetas azules, y el que les puso el nombre, idiota.

- El color verde; conocer a un viejo verde decepciona mucho si te has dejado llevar por su nombre.

- Puse un camaleón delante de un espejo y explotó.

- El color negro; hay que usar con cuidado la palabra “negro” para no ofender a nadie. Ejemplo; “ese agujero afroamericano absorbe mucha materia”.

- Los daltónicos confunden colores, por lo que jugar con ellos al parchís, es desesperante.

- El color azul; si tienes la sangre azul, verás la vida color rosa, la gente estará verde de envidia y tu historial laboral en blanco.

- El color marrón; tiene diferentes tonalidades. Tipos de marrón; una mudanza o beige.

- El negro combina con todo; así que un gótico…. El negro no combina con todo.

- El blanco combina con todo; así que un albino siempre va elegante.

viernes, 12 de agosto de 2011

AAAAAAAAAA


La madre del monstruo estaba ahí, con la cuchilla contra el pescuezo de su hijo, tratando de pensar con claridad. Lo había maniatado tomándolo por sorpresa mientras dormía, y no sabia si matarlo o prolongar su miserable y nociva existencia por unos años más, hasta que las tensiones musculares originadas en su propia deformidad acabaran por despedazarlo.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó, como para despejar su mente de disquisiciones superfluas.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó también el monstruo, aterrorizado ante la presión de la hoja de acero contra su garganta.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó la madre, tratando de ahuyentar el impulso de cortar ese cuello sin más demora. La tentación era fuerte, pero no podía ceder ante ella así como así, sin estar completamente segura de que estaría haciendo lo correcto.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó el monstruo, para atemorizar a su agresora.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó ella, mostrándole que no era fácil de intimidar.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó él, agobiado por la impotencia. Cuatro vueltas de alambre de púa mantenía sus piernas, y sus brazos.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó la madre, queriendo infundirse ánimos para asestar la puñalada fatal.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó el monstruo, tratando de impostar la voz y de imprimirle vibrato, como para apelar a la sensibilidad musical de su madre.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó ésta, queriendo acallarlo.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó él, sumido en la desesperación de no saber ya que hacer.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó ella, para ver si repitiendo lo que decía su hijo podía entenderlo mejor.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó él, pensando que si hasta ahora el gritar así lo había mantenido a salvo del avance de la cuchilla, lo mejor que podía hacer era seguir gritando.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó ella, sin razón aparente, y quizá sólo porque era su turno.

-¡AAAAAAAAAA! – gritó él, y este grito sonó como una amenaza de que la próxima vez gritaría más fuerte.

Bien niños, eso es todo por hoy. Mañana estudiaremos la letra "b".

viernes, 5 de agosto de 2011

TITANIC


Os voy a contar una cosa que me sucedió, que en realidad tiene que ver con sucesos más bien trágicos, pero es que, me pasó cuando yo el año pasado, había una cantidad de gente que me decía que tenía que ir, que tenía que ir, y yo lo iba postergando, y al final me decidí y fui a ver Titanic.

Y me pasó que no la pude ver, porque entré en el cine, y la gente estaba muy exaltada. En la sala había un montón de gente que gritaba, no se aguantaba la ansiedad, y es raro porque es una película que aunque no la hayas visto, la gente más o menos tiene que saber cómo termina.

En el cine había una marabunta impresionante, y entonces yo empecé a pedir a la gente que no gritara, y una mujer me dijo;

- Shhh!!!!

Y otro tipo de atrás gritó;

- ¡¡Cállese, basta!!

Y otro le contestó;

- ¿Se puede saber porqué no se calla?

Y yo le dije;

- Shhh!!!

Y alguien de algún lado me gritó;

- ¡¡Silencio!!

Y una mujer le dijo;

- ¡¡Pide silencio y está gritando!!

Y yo le dije a la mujer;

- Shhh!!!!

Y otro tipo de delante me dijo;

- ¡¡Cállese, se parece a una gallina!!

Y el que estaba al lado le dijo, que se callara la boca, y otro le dijo;

- ¿Y usted por qué no predica con el ejemplo?

Y una mujer con voz angustiosa preguntó;

- ¿Se pueden callar por favor?

Y su vecina enseguida le dijo;

- Shhhh!!!!

Y ella le preguntó;

- Shhhh!!!, ¿qué?.

Y otro le dijo;

- ¡¡Que se callen!!

Y ella le preguntó;

- ¿Y yo me tengo que callar y usted no?

- ¡¡Se callan los dos!!, dijo otro tipo

- ¡¡Perdón los tres!!, dijo otro que también se metió

Y otro más dijo;

- ¡¡Sigan, sigan, sigan hablando, no me dejan escuchar!!,

- ¡¡Basta!!, ¿no se dan cuenta que si siguen así van a suspender la función?, gritó otra mujer

- ¡¡Yo pagué mi entrada!!, ¡¡no pueden suspender la función!!, dijo otro tipo

- ¡¡Que nos devuelvan el dinero!!, gritó otro tipo

Y una mujer le dijo;

- ¡¡Le van a devolver el dinero, sólo a los que se portaron bien!!, ¡¡a los que molestaban como usted, no les van a dar nada!!

- ¡¡Pues a ti te van a poner una multa por hablar!!, le contestó él

- ¡¡Ven aquí a decírmelo a la cara!!, gritó ella

- ¿Por qué no se van a pegar a fuera y nos dejan a nosotros ver la película en paz?, protestó otro

- ¿Por qué no te metes en lo tuyo?, le contestaron

Y otro dijo;

- ¡¡Si todos se callaran, estaríamos disfrutando de un excelente espectáculo!!

Y otro le contestó;

-¡¡Si te hubieras abstenido de decir esa tontería, habrías hecho una contribución importante para mantener el silencio en la sala!!

Y otro le preguntó;

- ¿Por qué no miras la viga en su ojo, en vez de mirar la paja en el ojo ajeno?

Y así siguió la cosa, todo el tiempo que duró la película.

miércoles, 3 de agosto de 2011

EL PEO



Voy a empezar hablando de algo desagradable, para mucha gente de mal gusto, ordinario, algo de lo que muchos prefieren que no hable, pero algo tan común como las moscas, algo que forma parte de la vida de todos, desde el más pobre hasta el más respetable, desde el que tiene más dinero hasta el que tiene menos, algo de lo que no hablan los periódicos, ni las revistas, ni los tebeos, voy a empezar hablando; del peo.

El peo, esa masa de aire sin forma definida, ni color, nube gaseosa que no puede definirse ni como líquido ni como cosa, ya que es algo que simplemente, huele. No como las rosas, pero huele. Sin respetar clases sociales, ni profesiones, ni el color de las pieles. El peo simplemente, huele.

Se lo ha tirado el más guapo, se lo ha tirado el más feo, nunca ni ninguno puede negarse que alguna vez, se ha soltado un peo.

El peo, ya puede ser sonoro, o silencioso, ruidoso, por lo bajini, traicionero o incluso caldoso. Está el famoso peo del ascensor, o el peo del egoísta que es el que se pega uno solo para él, enterito en la cama por la noche, o el que se tira uno cuando está solo en el coche.

Está el peo del mamón, que es el que se pega uno y no dice “ná” cuando está en una reunión. Está el peo a traición, que es el que uno cuando va andando y se lo deja escapar, comiéndoselo enterito el que va detrás.

Están también los peos que nunca salieron, el del record, el demoledor, el que se queda a medias o el que sale entero, y el más raro de todos; el eructo, que como bien sabéis se le dice que es un peo en ascensor.

Está el triple peo mortal, el de la venganza, el que nadie oye, el que mancha, el que quema e incluso hasta el que plancha, el peo asesino, el folclórico, el trompetero, y también existen los peos estereofónicos.

¿Quién no ha escuchado eso de; eres como el peo del hortelano?, ¿o eso de; más vale un peo en la mano que ciento volando?, ¿o eso de; en casa del herrero, peos de madera?

Por eso, yo reivindico, pido a voces y a gritos el derecho a peerse libremente, cuando uno quiera, cuando uno bienmente le venga, que parece mentira que en este país todavía se vea feo, que uno vaya por la calle, y se pegue un peo.

Así que, me vais a permitir que yo, con todo el cariño del mundo, con todo el amor de mi corazón, me despida diciendo que; un peo para todos ustedes.

sábado, 9 de julio de 2011

LA RELACIÓN ENTRE EL FÚTBOL Y LA COMIDA



¿Os habéis dado cuenta de que en el fútbol está pensado para que engordemos?

Antes de que empiece el partido, la gente ya está haciendo porras. Y en cuanto empieza, un defensa da una galleta, y otro una leche.

Porras, leches, galletas… ¡¡ya tenemos el desayuno completo!!

No es casualidad, la comida está muy presente en fútbol, por ejemplo, a veces en el fútbol te hacen puré, y la defensa está con la empanada.

¿Y cómo se cocinaría una jugada? A uno le pasan un melón, otro se cuela hasta la cocina y un defensa mete la gamba. Y si falta el postre, el portero sale a por uvas.

Y si luego quieres merendar, vienen dos defensas y te hacen un bocadillo.

¿Y sabéis quienes son los que comen más en el fútbol?, los árbitros, porque se lo tragan todo.

jueves, 7 de julio de 2011

LAS PELÍCULAS DE TERROR


Yo no puedo irme a dormir sin haber visto una antes, porque… ¿qué hay mejor, para irse a dormir, que un buen cuento?

A mi me encantan las películas de terror, son super profundas, y cada una de ellas, con un argumento y unos personajes únicos. Bien, primero voy a preguntar, ¿qué es una película de terror? Pues resumiendo, es un poco como Hamlet, todo el que sale en la película, muere, de una forma o de otra, porque en las películas de terror “no se salva ni Dios”.

Estas películas también se les conoce como; películas de psicokillers

Las películas de psicokillers las definiría por tres características básicas; el asesino, los personajes y el entorno.

El asesino es un tío que en el fondo, me da lástima, sí, porque es un incomprendido, normalmente es un tío, que de pequeño lo ha pasado mal, y al pobre le ha quedado un trauma. Suele ser bastante feo, porque siempre se cubre la cara con algo, es torpe, realmente torpe, porque si os dais cuenta, a la hora de matar, se cae con cualquier cosa y para matar a alguien, antes, se da de cabeza con todo, además, nunca acierta a la primera, pero hay que reconocer que tiene una resistencia formidable, porque les golpean, los queman, los disparan.. pero ahí siguen, como una rosa.

Y no sé porqué, pero no corre, ¿para que va a correr? Debe tener algún tipo de superpoder en el que siempre alcanza a su víctima por mucho que ésta corra.

Después están los personajes, suelen ser todos idiotas.

Está, la protagonista, que no sé porqué, siempre son mujeres. Es la que sufre más, porque va viendo como mueren sus amigos sin poder hacer nada al respecto, pero al final de la película se arma de valor y se enfrenta al asesino.

Después está la amiga de la protagonista, la amiga, siempre muere, es como un patrón de conducta, aparte de que suele ser bastante tonta, y no le preocupa nada, bueno, la típica adolescente.

Luego esta el chulito, es un tío guaperas que va de duro y siempre le dice cosas al asesino antes de morir como, “¡¡que te jodan!!” O, “¡¡te voy a matar maricón de mierda!!”, estos, suelen ser de los primeros en morir, y no le cae bien a nadie.

Y como no, no podía faltar el novio de la protagonista, éste, es otro guaperas, que normalmente es un tío muy sensible y brillante y siempre tiene buenas ideas, suele ser el cerebro del grupo, hasta que, se lo sacan a hachazos al menos.

Hablemos del entorno; las cabañas en medio de ninguna parte, son lugares muy cotizados por los asesinos en serie.

Las cabañas en el monte, un lugar totalmente aislado, sin cobertura, y que por una de esas casualidades de la vida, cae una gran tormenta, que hace que durante equis tiempo, no puedan moverse de allí, ya es mala suerte, justo ese fin de semana al asesino va y se le ocurre pasarse por allí, que por cierto, ¿cómo sabe el asesino que hay alguien ese fin de semana en la cabaña? Puede ser que se plante con un saco de dormir delante de la casa, a ver si viene alguien…

Bueno pues si quieres hacer una buena peli de psicokillers, aquí tienes todo el material necesario, siempre puedes introducir clásicos, como el coche que hace media hora iba como la seda, pero por alguna extraña razón, cuando hace falta, no arranca o alguna persecución alocada y sin sentido en el que la victima cae al suelo por lo menos cincuenta veces.

lunes, 4 de julio de 2011

miércoles, 29 de junio de 2011

¿CÓMO APRENDER INGLÉS?


Pregunta:

Me han concedido una beca para estudiar inglés en el extranjero, pero no tengo ni idea de inglés, y no sé cómo sobreviviré 4 semanas en Estados Unidos. ¿Algún consejo? Gracias.

Respuesta:

Amigo, he ideado un plan infalible para no solo hacer que aprendas inglés, sino que también podrás alargar tu estancia en los Iunaited Esteits of Ameuica, y todo eso por poco dinero. Atento:

Cuando bajes del avión, dirígete raudo hacia el primer Walmart (El Corte Inglés americano) que veas. Una vez allí, compra un arma de fuego de tu agrado (una Beretta 9mm sería una gran elección). Paga en metálico y sal del establecimiento. ¿Has comprado munición? ¡Idiota!, vuelve y cómprala.

Vale, ya estás fuera. Ahora tienes que buscar a un ciudadano típicamente americano, pero claro, tú no tienes ni puñetera idea de cómo es un ciudadano americano porque eres un españolito que no ha salido en su vida de Villaconcejo del Pinar, tu pueblo natal. Bien, los reconocerás porque visten con gorra color azul marino.

Cuando localices a uno, pon tu pistola a escasos centímetros de su cara, a la vez que gritas “¡Allahu Akhbar! Ahora solo tienes que esperar a que un grupo de aproximadamente 6 policías con barriga se abalancen sobre ti y te lean tus derechos. Tú tranquilo, que te los dirán en inglés y no te enterarás de nada.

No te asustes, irás a un juicio de esos como en las pelis y acabarás en la cárcel sí o sí (eres hispano, ¿qué esperabas?). Pasarás unos 10-12 años en Oregon State Penitentiary, donde perfeccionarás tu inglés y harás grandes amistades.

Cuando el Alcaide Jameson (siempre se llaman así) te deje salir, vuelve a España y narra la hazaña a tus familiares.

lunes, 27 de junio de 2011

EL PAPEL DE ALUMINIO


El papel de aluminio desempeña muchos papeles en nuestra vida, pero el más duro es el papel de papel de aluminio. Ese papel plateado que sirve para envolver fiambres, tanto en las charcuterías como en el CSI. Ese papel vive estresado porque tiene que estar ahí para lo que le manden, le guste o no.

El papel de aluminio sirve para tantas cosas que no se sabe muy bien para cuál se inventó: para evitar que los marcianos nos leyeran la mente, para oír una radio que no tiene antena… Por cierto, eso es algo que nunca entendí, ¿cómo es posible que algo que sirve para que una radio se oiga sin antena, sirva también para que los extraterrestres no escuchen nuestros pensamientos? Es como si la crema depilatoria, sirviera también de crecepelo.

El pobre papel de aluminio espera inquieto a que le digan cuál es su próxima misión: “¡¡Hoy, a teñir las mechas de una señora!!”. Otra misión del papel de aluminio es envolver los bocadillos de una excursión. Envolver bocadillos con papel Albal no es una buena idea, porque es opaco. Luego, para saber de qué es cada bocadillo hay que andar olisqueando y haciendo biopsias, y es imposible dejarlos como estaban, siempre se nota que ha estado alguien cacheando y explorando al bocadillo. Lo ves mal envuelto, descamisado, con la marca de un dedo hincado, para saber si la tortilla tenía cebolla o no.

Da igual el papel que juegue en la vida el papel de aluminio: envolver fiambres, teñir mechas, oír la radio o proteger bocadillos… el papel de plata siempre termina igual; hecho una bola. A no ser que lo pille una de esas madres que lo reciclan todo.

sábado, 18 de junio de 2011

CUANDO SE VA EL AGUA CALIENTE



Uno de los momentos en que nos sentimos más desnudos, solos y desamparados, es cuando cortan el agua caliente.

Hay personas que prefieren que les corten los tendones del talón a que les corten el agua caliente.

Es muy duro. Estás ahí, en la desnuda desnudez de la bañera, cheposo, agarrando la ducha, mojándote sólo los pies, y el agua no termina de salir caliente. No sale, no sale, no sale… Y aquí ya depende de cada uno el tiempo que se tarde en aceptar que no hay agua caliente.

Pasamos dos fases, no hay tiempo para más.

Primera: negación. Pones la mano bajo el chorro y dices:

- “Creo que ya sale un poco más caliente”.

De eso nada, no es que salga un poco más caliente, es que ya tienes la mano más fría. No es que la temperatura del agua suba un grado, es que la de la mano baja dos. Se sabe porque la mano se azula.

La segunda fase es: la aceptación.

Te haces cargo de la situación y lo aceptas:

- “No sé por qué, pero se ha ido el agua caliente. A lo mejor he dicho algo que le ha sentado mal”.

Aceptas que te tienes que duchar con agua fría y, en esos casos, uno siempre va a servicios mínimos de limpieza. De hecho, el jabón es prescindible. Basta con hacer lo justo para poder contarlo. Mojarse poco, rápido y, ¡¡fuera!!. Es un trámite. Sin embargo hay varias escuelas.

Está el nórdico titán que se mete en la ducha, se conciencia de lo que va a vivir, abre el grifo a tope, se frota rápido y sale de allí. Sería el equivalente a quitarse el esparadrapo de un tirón. Es un ser mitológico. Es como esa gente canadiense, que el día de Año Nuevo se echa a nadar al hielo. Y luego salen felices como diciendo: “¡¡Sobreviví!!”. Yo creo que les patinan las neuronas, porque se forma escarcha en las curvas de ese cerebro.

Luego está el indeciso. Desnudo, dentro de la ducha, encorvado y echándose el agüita en los pies:

- “Espera, espera que ya va… una, dos y… espera, espera, ya va, ya va, una, dos y… espera, espera que creo que ahora sale un poco más caliente. Una, dos y… bueno ya va… una, dos y…”

Éste suele salir de la ducha con las manos y los pies mojados, y todo lo demás seco. Quizás este segundo sea el más listo. Puede que el sufrimiento titán sea en balde porque la roña no se va con el agua fría, se pega más. Cada poro se cierra y agarra su porción de mugre.

Hay una tercera opción que es; la ducha tipo hámster. Que consiste en ducharse en la pileta del lavabo y por sectores; brazos, cuello, axilas… Es muy difícil lavarse los sobacos en el lavabo, porque tienes que lanzarles el agua. O los pies, que resulta imposible subirlos al lavabo.

Tanto si eres del tipo titán, del tipo indeciso o del tipo hámster, sales de allí diciendo una palabra:

- “¡¡To… to… toallaaaa!!”

Si uno se ducha con agua fría, la toalla, más que para secarse, sirve para no morir. Te envuelves en ella, con los dientes castañeando y hablando como si estuvieras poseído por el Maligno.

La toalla te salva la vida, y no sólo eso. Cuando uno se ducha con agua fría, la toalla, además, juega un papel fundamental, porque la roña que no se ha podido llevar el agua, se arranca con la toalla. Es como pasarse una bayeta. Podríamos hacernos la prueba del algodón.

viernes, 27 de mayo de 2011

LA GRACIA DE DIOS


Hombre: ¿Dios?

Dios: ¿Si?

Hombre: ¿Puedo preguntarte algo?

Dios : ¡Por supuesto!

Hombre: ¿Qué es para ti un millón de años?

Dios : Un segundo

Hombre: ¿Y un millón de euros?

Dios: Un céntimo

Hombre: Dios… ¿podrías darme un céntimo?

Dios : Espera un segundo

sábado, 14 de mayo de 2011

HANSEL Y GRETEL


Hansel y Gretel fueron al bosque a coger tomates.
ii___________

Para no perderse, fueron tirando miguitas de pan, que marcaran el camino de vuelta.
..................ii

Pero la malvada bruja, los siguió con la intención de hacer un guiso con ellos.
i.................ii

Así que comenzó a comerse las miguitas que habían tirado, para que no pudieran regresar a casa.
______i........ii

Finalmente, la bruja llegó a la altura de Hansel y Gretel. Entonces, se dio cuenta de que ya no quería comérselos, a lo tonto a lo tonto se había zampado un bollo entero, y el pan llena mucho.
___________iii

Así que la bruja decidió volver a su casa, y echarse una siesta.
____i______¡¡

Hansel y Gretel se pusieron muy contentos, ya podían coger los tomates, y volver a casa.
___________¡¡

A la hora de volver, los chicos decidieron ir tirando trocitos de tomate, para recordar que ese era el camino por el que la bruja había aparecido, así no pasarían más por allí.
______ii..........

Al llegar a casa, la madre de Hansel y Gretel les estaba esperando.
i_______ii____

Los chicos le explicaron lo sucedido y la madre se cabreó muchísimo. Les había mandado a por pan y tomates para hacer un gazpacho, y ellos los habían tirado por el suelo. ¿Cómo iba a hacer un gazpacho sin dos de los ingredientes claves?
i_ii__________

Hansel dijo que solo pretendían orientarse bien, a lo que la madre respondió: "¡Pues cómprate un GPS, Hansel!" Y los mandó de nuevo al bosque.
i_______ii_____

Al llegar al bosque, Hansel y Gretel volvieron a demostrar su nulo sentido de la orientación y volvieron a pasar por el camino de la bruja, que ya los estaba esperando.
_____ii_______i

Y como ya había digerido el bollo por completo, se dirigió a los niños...
_______ii_i____

Y se los comió.
________i_____

Y no contenta con eso, fue a buscar a la madre de los chicos, para contárselo.
i___i_________

"Me he comido a tus hijos" dijo.
i_i__________

A lo que la madre respondió: "Pues la has cagado, porque con el día tan bueno que hace hoy, lo que apetece es un gazpachito fresquito"
i_i__________

Moraleja: Hoy en día se pueden comprar tomates en casi cualquier tienda. No tiene mucho sentido ir a un bosque a por ellos.

viernes, 13 de mayo de 2011

DEL INFIERNO


Existen cosas están llegando desde el Infierno y ¡¡están empezando a conquistar nuestra maravillosa Tierra!!. Aquí os dejo algunos de los descubrimientos que he encontrado, y que han llegado directos desde… el Infierno:

- El papel que te corta el dedo, ese papel viene del Infierno.

- La última pipa del paquete que está podrida, y te deja el mal sabor de boca, esa pipa viene del infierno.

- Los falsos 72 minutos que has visto en megaupload, esos minutos vienen del Infierno.

- El mundo paralelo de los calcetines que te desaparecen en la lavadora, y que jamás volverás a emparejar… estos han ido directos al Infierno.

- Viene del Infierno, esa última aceituna que queda en el platillo, que se contonea, baila y se ríe en tu cara, mientras la intentas pinchar. Pero te das cuenta de que forma parte de la filas de Satán, cuando consigues pincharla, y te percatas de que esta pocha.

- La piedrecita que se te cuela en la zapatilla antes de una caminata. Esa piedrecilla fue creada en el Infierno.

- Cuando te sientas a la mesa, y tu madre te sirve un plato de sopa humeante, a la vez que pronuncia las palabras mágicas: “Tómatela hijo, que no quema”, y acto seguido, ingenuo de ti, te tomas una cucharada que te hace jadear como un perro. Esa sopa no puede venir de otro sitio más que del Infierno.

- El estornudo que parece que viene y luego se va, dejándote con las ganas, viene del Infierno. Y el que llega a traición cuando justo acabas de meterte una cucharada de lentejas en la boca, es el primo del anterior, y también viene del Infierno.

- Y ese pedo que te tiras disimuladamente, estando en compañía, y que crees ingenuamente que pasará desapercibido, al no tener sonoridad alguna, pero que huele a rayos. Ese pedo no viene del Infierno pero viene de... muuuy adentro.

lunes, 25 de abril de 2011

LAS SOMBRAS



Las sombras existen porque en el mundo no hay suficiente luz para iluminarlo todo. Un día dijo Dios; “Hágase la luz”. Así, en plan todopoderoso, sin pensar en que, sólo en materiales, eso es una pasta y, claro, se quedó sin presupuesto. De lo contrario no se explica que pusiera nada más que un Sol para iluminar un planeta que además es redondo.

Las sombras tiene la mejor virtud de los peores olores: la fidelidad. La sombra, al igual que el olor a sobaco, te sigue a donde vayas, cueste lo que cueste. Cuando un avión va por el aire, la pobre sombra va corriendo por el suelo, que es más cansado. A veces el avión pasa por encima de unas montañas que casi le rascan la tripa y, como un día la sombra esté cansada y se le ocurra subirse al avión, se monta un pollo de los gordos.

A la hora de aparcar siempre buscamos una sombrita, si no, luego no hay quien se meta en el coche. Encuentras un sitio a la sombra, aparcas y te vas. Pero la sombra es traicionera, espera a que te vayas y cuando no miras, se mueve y te deja el coche al solazo. Luego vuelves al coche y cuesta mucho meterse dentro, porque hace un calor raro. Es como meterse dentro de un ñu con fiebre. Y huele raro. Huele a calor. Hay que entrar haciendo apnea. Coges aire y te metes a ver cuánto aguantas.

Es curioso, la sombra es lo que más abunda en el universo, pero es imposible encender una. No hay una linterna que, al darle al botón, eche sombra. Es una pena, porque tendría mucho éxito en Sevilla en verano.

La sombra de algunas dudas se cierne sobre las propias sombras. Por ejemplo, ¿por qué los negros no tienen la sombra blanca?, ¿pesa más la sombra de un bebé o la sombra de un anciano?, ¿es cierto que los chinos tienen sombras chinescas?, ¿hay sombras en un cuarto oscuro? Nunca lo sabremos.

jueves, 7 de abril de 2011

LAS MIGAS



Las migas, unos de los seres más ninguneados de la Tierra. Son las únicas que están ahí cuando las necesitas.

En ese momento en que has acabado de comer, cuando la conversación empieza a ser aburrida porque los mayores hablan de la inflación o del Euribor… bajas la mirada y sólo están las migas. Miras a las migas, las migas te miran a ti…. y ambos os miráis como diciendo “¡¡Qué coñazo!!, ¿no?. ¿Qué hacemos entonces?.

Arrejuntar las migas. Las reunimos, las separamos por tamaños, por formas… como si luego las fuéramos a reciclar. Miga dura, al contenedor de miga dura; miga blanda, al contenedor de miga blanda; semillita de sésamo, al contenedor de semilla… ¡¡Hay quien ha llegado a reconstruir la barra de pan!!.

Cada persona genera distinto tipo de migas. “¡¡Dime qué tipo de migas dejas, y te diré que eres!!”. Está el que se come sólo la corteza, ese que va descascarillando el pan poco a poco, arrancándole trocitos con la uña y llevándoselos a la boca. Luego está el que se come lo blando y deja lo duro. Eso es más difícil porque hay que horadar una pequeña madriguera en la corteza y luego ir extrayendo miga a miga. Y por último está el que cuando ha acabado de comer, todavía tiene el pan entero. Los demás lo miran con ojos golosetes, como diciendo: “¡¡Saltamos a la de tres. Para mí lo duro y para ti lo blando!!”.

Podríamos hablar días, incluso horas, sobre las migas y, realmente, lo único que hay que saber es que se dividen en dos tipos: migas duras y migas blandas. La miga blanda tiene dos cualidades que la hacen muy cotizable: es amasable y lanzable. No hay celebración digna que no acabe en guerra de bolas de miga de pan.

A la gente le gustan las migas. De hecho hay un plato que se llama; “migas”. Es un plato delicioso y sobre todo muy económico. Y al final, para recoger las migas, tenemos varias opciones; recogerlas, soltar una gallina o en su defecto, un oso miguero.

domingo, 13 de marzo de 2011

EL ESPACIO


Antes de empezar este monólogo, tengo que decir que, no va sobre la tecla más larga de vuestro teclado. Esto va por otro lado.

Si un día cualquiera levantas tu mirada hacia el cielo, ¡¡cuidado!!, porque hay palomas con mucha puntería, pero... si no se te caga nada en la cara, podrás ver grandes cosas, podrás ver aviones pasar, y si es de noche podrás incluso creer que son ovnis, que esta cosa es muy típica. Podrás ver contaminación, podrás ver las nubes, y muchas veces te parecerá identificar formas curiosas y variopintas en ellas, que aunque intentes explicarle a tus colegas lo que ves, no te esfuerces, porque eso lo ves tú, y sólo tú.

Y así, podrás proseguir tu mirada hacia el firmamento, pero la vista no alcanza a vislumbrar todo lo que hay más allá. Lo que hay más allá es; el espacio.

Que hay quien lo llama el espacio exterior, que esto es estúpido, ahí con la redundancia de la información, ¿acaso hay un espacio interior?, ¿verdad que no?, llamémosle espacio y ya está.

El espacio es oscuro, misterioso, intrigante, inmenso y lleno de sorpresas, como el bolso de una mujer, nunca sabes lo que te puedes encontrar, y en él hay cosas que ni la misma propietaria sabe que están ahí, pero siempre te dirá que lo lleva, "por si acaso".

Desde la Tierra se pueden ver algunas cosas, pocas, pero algo, como por ejemplo las estrellas, que son como el Sol, que también es una estrella, y que cuando hay muchas estrellas juntas eso se llama constelación, que funciona como…. ¿sabes de esos pasatiempos para niños de; une los puntos y descubre el dibujo oculto?, pues algo así.

Pero si algo nos inquieta y nos intriga del espacio es saber si hay vida más allá de nuestro planeta, sobre todo vida inteligente. Nos gastamos millones y millones en investigaciones para enviar cacharros al espacio, para que nos puedan confirmar si hay vida inteligente fuera de nuestras fronteras, que yo pienso; ¿no sería más lógico intentar encontrar vida inteligente primero aquí?.

Y con esto voy a plantear una hipótesis; estamos muy obsesionados con los ovnis, con los alienígenas, y la vida extraterrestre, todo el mundo sueña con establecer contacto con seres de otros planetas, de otras galaxias, y como no se han producido todavía, damos por hecho que no hay nada, pero… ¿y si fueran ellos los que no quieren venir?, pensadlo, nosotros intentamos buscar vida inteligente por el espacio, pero es que, lo mismo los extraterrestres se han asomado aquí, han visto a cuatro subnormales con lanzas y espadas matándose unos a otros, y habrán dicho; ¡¡uffff, vámonos de aquí, que vida inteligente no hay!!.

Que lo mismo, somos los únicos de todo el universo que no nos hemos enterado de la película, y hay toda una comunidad de aliens, rollo la ONU, en plan colegueo, y nos hacen el vacío. ¿Os imagináis que somos los marginados del universo?.

sábado, 12 de marzo de 2011

LOS ORDENADORES


Dicen que el ser humano ha conseguido sobrevivir, y convertirse en la especie dominante del planeta, no especialmente gracias a sus cualidades físicas. De hecho, cualquier animal, por poco peligroso que parezca, puede matarnos con cualquier facilidad.

Que incluso un hámster con un poco de mala leche, si nos pega un mordisco bien pegado, puede acabar con nuestras vidas. Bueno…. igual tanto, no. Pero casi.

Así que, si el ser humano ha conseguido sobrevivir, ha sido gracias a su inteligencia: descubrimos el fuego, inventamos la rueda, palos afilados, lanzas, arcos, flechas, guillotina, barcos, aviones, coches, lavadoras, teléfonos, televisiones, dvd´s y ordenadores.

Centrémonos en los ordenadores, porque hoy en día, prácticamente, todo el mundo tiene un ordenador en casa. La informática es la asignatura obligatoria de todo el mundo, y si no controlas de esto, eres un analfabeto digital.

Antes de empezar, ¿qué es un ordenador?, ¿un ordenador es algo que te ordena la habitación?, ¡¡no!!, pero molaría. Entonces no sé porqué se llama así. Y con esto de los nombres hay más de un problema, porque si no lo llamas ordenador, ¿cómo lo llamas?, ¿computador?, ¡¡ese nombre es horrible!!.

El ordenador se compone de varios elementos. El principal, lo que básicamente es el ordenador en sí, es la torre. La torre es donde está el procesador, que es lo que determina la potencia de la máquina, y este procesador la potencia que tiene, se mide en hercios.

Y en la torre hay que enchufarle cosas, y antes había otros sistemas, pero ahora se ha popularizado un tipo de conexión que se conoce como USB. Y la torre también tiene normalmente, un lector/grabador de CD´s o DVD´s, que es esa cosa que si le das a un botón, sale una bandejita que además de servir para meter discos en el ordenador, también sirve como posavasos. Que cuidado con esto, porque la bandejita se esconde sola pasado un rato, y la podéis liar.

La torre sola no vale para nada, hay que conectarle periféricos. Un periférico es por ejemplo, la pantalla, que al principio eran muy gordas, luego ya se curraron el tema del color, y ahora son muy planas, muy planas, que ocupan muy poco espacio, pero se ha perdido todo el encanto.

Y por supuesto es también necesario tener un teclado. Un teclado es un rectángulo con diferentes teclas, de ahí el nombre, donde algún gracioso que seguramente estaba borracho o era analfabeto, puso las letras como le venían en gana. Que tú piensas, abecedario, (A, B, C, D, E….), pues en el teclado es Q, W, E, R, T…. ¿qué hubiera costado ponerlas en orden?.

Luego hay un montón de teclas más, que sirven para cosas muy útiles. Mi favorita es una que pone; “IMPR PANT”, que molaría que significase, IMPRESIONANTES PANTALONES, que tú dices; ¡¡gracias!!. Pero no, significa; IMPRIMIR PANTALLA, y con eso puedes robar fotos de páginas que no te dejan copiarlas, si sabes utilizar un poco el Photoshop.

Yo quiero pedir clemencia y misericordia para los pobres teclados de todo el mundo, porque no es justo. No es justo que cada vez que el ordenador falla, es el teclado quien se lleva los golpes, que en realidad la culpa es de la torre, a veces también es la pantalla, pero como sabemos que es más cara, vamos con más cuidado, pero con el teclado, no. Venga ahí a zurrarle, pobrecito.

Y luego ya está, lo que viene siendo el ratón, que sirve para mover el cursor por la pantalla. Pero ahora se han modernizado y son como Dark Vader, o sea, se han pasado al lado oscuro y tienen un sable de luz láser roja. Bueno… sable, no sé, pero láser, sí. Que si cogéis el ratón y le dais la vuelta, os lo acercáis a la cara y lo miráis fijamente, lo mismo os podéis quitar la miopía.

lunes, 7 de marzo de 2011

LAS NARANJAS


Vamos a hablar de un misterio, que está dentro de un acertijo envuelto en un enigma, que cuelga de los árboles valencianos: las naranjas.

¿Qué sabemos de las naranjas?. Nada. Sólo sabemos que son naranjas. Pero, ¿qué fue primero, el color o la fruta?. ¿Llamamos naranja a la naranja por el naranja, o llamamos naranja al naranja por la naranja?.

Imaginemos a esos dos cromañones, por primera vez delante del naranjo, sin apenas herramientas de comunicación, y uno dice de repente:

- ¡¡Gruuuu!!

- ¡¡Gruuuu!!, ¿de qué?

- ¡¡Gruuuñu, naranja!!

- ¡¡Gruuuñu, naranja!!, vale, pero te comento: ¿lo dices por los estímulos captados por los fotorreceptores del ojo, o por la fruta en sí?. Que luego va a haber lío…

- ¡¡Por la fruta!!. ¡¡No ves que está en un naranjo!!.

Y desde aquellos primitivos eones, en los que las naranjas estaban en los árboles, hasta estos frenéticos días, en los que las naranjas están en la red, (en la red de las naranjas), poco hemos aprendido.

Sabemos que han tenido hijas: las mandarinas. Pero, ¿qué ley rige qué mandarinas llevan pegatina, y qué mandarina no?. ¿Para qué es esa pegatina azul?. ¿Es un parche?. Parece como si la mandarina tuviera un pinchazo. ¿Quién pone esas pegatinas?. Me imagino a un señor en una cadena de montaje, con una pistola de pegatinas: ¡¡Ésta, sí; ésta, no; ésta sí; ésta, no; ésta, sí; ésta, no; ésta, no; ésta… papelillo!!. ¿Qué ley rige qué mandarinas llevan papelillo, y qué mandarinas no?.

La piel de las naranjas puede ser de dos tipos; prieta u holgada. Están esas naranjas de piel prieta, que llevan la piel tres tallas menos. Esas naranjas no hay quien las pele. Tienes que ganarte la piel a golpe de uña, centímetro a centímetro y, cuando terminas, las uñas te huelen a naranja durante tres meses. Un consejo: ese día te las cortas y sirven de ambientador para el coche. Hay quien las pela con un cuchillo, y les va sacando la monda como una bufandilla que se curva, como si estuvieran afilando un lápiz redondo.

Después está la naranja de piel holgada, que lleva la monda dos tallas más grande. A veces da la sensación de que si agitas la naranja, lo de adentro está suelto.

La naranja es un gran enigma relleno de varios pequeños enigmas: los gajos. Los gajos viven dentro de las naranjas. Se inventaron para que la naranja se pudiera repartir mejor. Pero una vez más nos asalta una pregunta…

Si una naranja es una pieza de fruta, ¿qué es un gajo?, ¿una pieza de una pieza de fruta?.

lunes, 28 de febrero de 2011

EL MAR


El mar. Masa de agua salada para unos, y cuarto de baño, cuando no te apetece cruzar la playa hasta el chiringuito, para otros. Ha despertado pasiones, desde el principio de los tiempos, hasta nuestros días.

Hoy, al preguntar a la gente qué prefiere, si mar o montaña, un ochenta por ciento elige la primera, un porcentaje que sube hasta el noventa y ocho por ciento, si Mar es el nombre de una chica.

En el mar se pueden encontrar seres fascinantes. Seres que jamás hubiéramos imaginado que existan. Porque… todos conocemos al pez-martilllo o al pez- sierra, pero pocos saben, que también existe el pez-navaja-suiza. Un ejemplar que todo lo que tiene de raro, lo tiene de útil. La pega es, que es casi imposible pescarlo, ya que tiene unas pequeñas tijeras, con las que corta el anzuelo.

También existe el pez-bota. Llevado por el instinto de supervivencia, esta especie ha logrado adquirir la apariencia de una bota. De esta manera cada vez que un pescador lo pilla con la caña, lo devuelve al mar tras verlo, porque piensa que realmente es una bota. Esto hace que el pez-bota no sólo consiga su objetivo de sobrevivir, sino que además cabrea a los pescadores, que se llevan un chasco muy gordo al verlo. Desgraciadamente esta especie tiene un problema a la hora de aparearse, no sólo ha de encontrar un pez-bota del sexo opuesto, sino que además, tiene que ser de su mismo número.

Y por último existe el pez, con un poco más de memoria. Se trata de un pez normal, pero que en lugar de un segundo de memoria, tiene dos. Así que, cuando se encuentra con otro pez, que le dice por ejemplo:

- “¡¡Hola, me llamo Antonio!!”

Él dice:

- “¡¡Hola Antonio!!”

A lo que, el otro pez responde:

- “¿Cómo sabes mi nombre?”

Dejando al pez con un poco más de memoria, muy confundido.

viernes, 25 de febrero de 2011

CÓMO APROBAR EL CARNÉ DE CONDUCIR Y NO MORIR EN EL INTENTO


El ser humano siempre ha deseado poder volar, pero no tener alas ni ser suficiente la retropropulsión aerofágica, o sea los cuescos de toda la vida, aún después de haber comido fabada, siempre nos hemos quedado con las ganas, y ya os digo que hay aviones, hay helicópteros… pero no nos engañemos, vuela la máquina, no nosotros. ¿Y por qué deseamos volar?, pues porque todos en un momento u otro de nuestras vidas, hemos necesitado transporte.

Con lo de volar nunca ha sido nuestro fuerte, no nos engañemos, y caminar da bastante “palo”, que hace ya setenta y dos años del fallecimiento del hombre, que nos enseñó a todos que; “caminante no hay camino”.

Primero usamos los animales, como los caballos, para esa tarea. Y luego cogimos un montón de esos animales, los metimos dentro de una máquina que llamamos coche, y empezamos a conducir.

Pero conducir, no es una habilidad como caminar, que ya viene de serie instalada en el ADN. Esto hay que aprenderlo, y para eso, se crearon las autoescuelas.

Una autoescuela es un lugar por donde un módico y casi simbólico precio, unas cuantas personas, normalmente de carácter afable y simpático, sin apenas ningún ánimo lucrativo, te enseñan a la perfección, y con total precisión, a utilizar esas máquinas, llamadas coches.

Bueno… ¿a quién quiero engañar?, una autoescuela es básicamente, todo lo contrario de lo que he dicho. Un sitio donde el objetivo es “sangrarte”, hasta el último céntimo de tu cuenta corriente, y si no la de la tus padres, o la de tus abuelos, si es necesario. En el que, unos presuntos profesionales que dan por hecho que no tienen ninguna necesidad de ser simpáticos, porque saben que los necesitas, te dan cuatro consejos para aprobar un examen.

Soy consciente que con esto, me estoy enemistando con otro gremio más. Pero es que, es verdad. Ya está bien. Ya va siendo hora, que alguien tenga el valor de denunciar algo, que ya va siendo un abuso, y un robo descarado, desde que el mundo es mundo.

Conducir no es un lujo, como nos quieren hacer ver, es una necesidad, si yo pudiera no conduciría, me gustaría poder teletransportarme, pero la tecnología se toma su tiempo, y todavía no es posible.

Vamos por parte, analicemos el fenómeno de la autoescuela. Primero de todo; tú acabas de cumplir dieciocho años, que es la edad mínima y necesaria para poder acceder. Vas a la autoescuela, y lo primero que te encuentras, suele ser a la recepcionista/ secretaria. El proceso es el siguiente; paso número uno, pagar la matrícula, ¿del coche?, ¡¡No!!, ¡¡de la autoescuela!!.

Que es algo que nunca he entendido. Tengo que pagar entre dos cientos y tres cientos euros, ¿para qué?, ¿para que pongáis mi nombre en una ficha, le peguéis una foto, que también he pagado y yo, y la metáis en un cajón?.¡¡ Si voy a tardar un mes o dos en sacarme el carnet, y luego no pienso volver nunca!!.

Luego el tema de la teórica; vais a ir a clase, en la que un profesor os va a explicar el contenido de un libro, del que no tenéis que aprender, absolutamente, nada. Sólo memorizar, como los loros.

El libro de la autoescuela, es el libro más triste del mundo editorial universal, ¿por qué?, pues porque aunque sea uno de los libros más vendidos de la historia, a la vez es el menos leído, porque nadie se lo lee, y eso, al pobre libro, en su pequeño corazoncito de papel, eso le duele.

Que me lo imagino en su estantería en la tienda de libros, triste, sollozando, sin ganas de vivir. Que se le acercará algún posible comprador, y el libro lo mirará, con la mirada perdida, mientras piense:

- “¡¡Sí, sí, cómprame!!”, “¡¡cómprame y déjame olvidado en cualquier rincón de tu casa!!”, “¡¡si no me importa, estoy acostumbrado, estoy hecho a la idea!!”.

¡¡Pobre libro!!, que luego sólo te acuerdas de él, cuando algún amigo tuyo te dice:

- “¡¡Oye!!, ¿podrías prestarme tu libro de autoescuela?.

Y el pensamiento reflejo es:

- “¡¡Sí, sí, si me acuerdo donde lo dejé tirado, te lo regalo!!”

Y este, es un momento terrible en la vida del triste libro de la autoescuela. Porque cuando nota tu presencia, oye tus pasos hacia él, se emociona. Le empiezan a temblar las páginas, le sudan las tapas, y piensa:

- “¡¡Es posible!!”, “Es posible que llegue el momento, en que alguien me lea de verdad!!”

Y cuando lo coges, se emociona más aún, de sus grapas le brotan lágrimas de tinta. Es un libro feliz, por poco tiempo, porque a la que ve que cambia de manos, y es regalado a un desconocido, que a su vez vuelve a dejarlo tirado en otra esquina de su casa, el corazón del libro, se parte en mil pedazos.

Que una vez estás preparado, y has memorizado la teoría de cabo a rabo, has de ir al examen teórico, que es un momento chungo también, por los nervios. Pero es que, la cosa se va complicando según pasa el tiempo. Porque en mis tiempos, eran cuarenta preguntas, y podías hacer hasta cuatro fallos. Ahora son treinta preguntas, y puedes hacer tres.

Siguiendo la línea, luego serán veinte, y podrás tener dos fallos, luego diez preguntas y un fallo. Y al final te darán un revolver con una bala en la recámara, tendrás que ponértela en la frente, y sobrevivir a cinco intentos de disparo…. ¡¡Enhorabuena!!, ¡¡ya tienes la teórica!!.

Y luego vienen las prácticas del coche. Prácticas llevadas a cabo por profesores, que en seguida te das cuenta, que son personas que valen mucho más que tú. O sea, su valía para la sociedad es infinitamente más, de lo que tú puedas hacer en tu triste vida.

Porque una hora de tu tiempo, ¿cuánto vale?, ¿cinco, seis euros?, ¡¡pues no!!. Sus cincuenta minutos de su tiempo, valen treinta y ocho euracos. Y demos gracias, que no las cobrasen a dos cientos euros, porque las acabaríamos pagando igual.

Porque otra cosa, no. Pero un profesor de prácticas es muy consciente de su poder, y sabe cómo utilizarlo. Se puede decir, tranquilamente, que son los jefes de lo que vendría siendo el desánimo. Son unos cracks, utilizando la ancestral técnica de la desmotivación.

Porque puedes llevar ciento cuarenta y ocho prácticas, que da igual, que nunca, absolutamente, nunca, te verán suficientemente preparado para el examen, y siempre te acabarán diciendo:

- “¡¡Uy, uy , uy, el examen es el próximo martes, te veo flojito!!”, “¡¡todavía no controlas mucho, te noto inseguro!!”, “¡¡yo creo que habría que hacer como mínimo, siete prácticas extras más, antes del examen!!”.

Eso sí, en el examen práctico, has de ir preparado, porque si no lo estás, te aseguro que suspenderás. Porque no se mide si sabes conducir o circular, se mide la capacidad de aguantar la presión que tienes. Principalmente porque el examinador, suele ser un colega que se sienta detrás, siempre en el asiento derecho trasero, y va con una carpetita y un bolígrafo. Un bolígrafo con el que apuntará, todos y cada uno de los fallos que cometas, y eso presiona.

Que si vieras por el retrovisor del coche, te encuentras con su mirada fría y casi burlona. Y créeme, si quiere suspenderte, te suspenderá. ¿Así sin más?, ¡¡No!!. Tiene su mecanismo. Por ejemplo; te meterá en lo que viene siendo una rotonda de trece salidas, en hora punta, en ese momento en la que todas las madres van a buscar a sus hijos al cole, los oficinistas salen a comer, los currantes de las fábricas vuelven a casa después de su dura jornada laboral, hay camiones descargando mercancía, y encima… ¡¡está lloviendo!!.

El examinador te dirá que entres en la rotonda, te hará dar cinco vueltas, rollo gallinita ciega, y luego te dirá; “¡¡ahora salga por la salida número nueve!!”. Que te habla de usted, no por respeto, sino porque sabe que así te presiona más.

Resultado: “¡¡lo siento pequeñín, has suspendido!!”, “¡¡más suerte la próxima vez!!”.

¿Qué pasa si has suspendido?, bueno… tienes un número de intentos, que si los sobrepasas, lo que ocurre es que tienes que renovar papeles. Esta broma te suele costar, sólo unos dos cientos euros más, aproximadamente. Que es cuando piensas; “¡¡pues no veas si está caro el papel hoy en día!!”. Podrían utilizar papel reciclado.

¡¡Pero no!!, te cobran tanta pasta, porque… con ese dinero, lo que les pagas es, un billete al Amazonas, para que puedan talar los árboles necesarios, y traerlos de vuelta, con equipaje facturado, para luego fabricar su propio papel en la autoescuela.

Total, ¿para qué?, pues para que al final, consigas aprobar tu examen, que eso es lo único que conseguirás en la autoescuela.

sábado, 19 de febrero de 2011

LOS E-MAILS EN CADENA


Tengo que informaros de algo terrible. He estado echando cuentas, porque aunque soy de letras, lo de sumar tampoco lo llevo tan mal, y a día de hoy, tengo acumulados tres mil cuatrocientos veintisiete años de mala suerte, me he muerto de manera trágica unas diecisiete veces, no encontraré el amor verdadero ni en esta vida ni en las próximas tres reencarnaciones, y me han cerrado la cuenta del Messenger cuarenta y cinco veces más, como mínimo.

Y puede ser, que estéis pensando que soy un zombi inmortal, pero no, a mí lo que me ha pasado es que, he recibido cientos de e-mails en cadena desde que tengo Internet, y como nunca los he reenviado, estas son las consecuencias.

¿Sabéis como funciona esto?, ¿no?, un amigo tiene tu e- mail, y te hace llegar un correo. Tú que eres inocente, lo abres, lo lees, y si no cumples sus órdenes, te espera un destino terrible. Pero esto es un fenómeno que requiere de un análisis en profundidad. Hablemos de e-mails en cadena.

Primero de todo, y más importante, estas movidas, ¿quién las empieza?, siempre tiene que haber alguien que empiece todo esto, digo yo, ¿quién empieza estas cosas?, ¿quién puede ser tan mala persona, para lanzar un mensaje con tan semejante contenido así porque sí?. Y encima a sus propios amigos.

Yo creo que esto sólo puede ser obra de algún friki maligno y resentido con la Humanidad, y que sepa mucho de ordenadores.

Pero con diferencia, el mejor e-mail en cadena, que me ha llegado es uno que convierte automáticamente tu ordenador en un oráculo, rollo mitología griega.

Un mensaje que te dice, que además de enviarlo a todos tus amigos, te concentres durante treinta segundos, des tres vueltas en la silla del escritorio, luego aprietes la tecla F8, y en la pantalla aparecerá en letras grandes y rojas, el nombre del amor de tu vida.

Yo te juro que pagaría dinero, sólo por poder ver a alguien mientras hace esto, y ver la cara que pone antes y después de apretar F8, ¿somos tontos, o qué pasa?. Vale que tengas tus creencias en el más allá, en los espíritus, en Dios, en lo que quieras, pero…. que se están riendo en tu cara, ¿es que no te das cuenta?.

viernes, 18 de febrero de 2011

LOS ELECTRODOMÉSTICOS


Tal vez estéis pensando que, ¿a santo de qué, un monólogo sobre electrodomésticos?, pues…. principalmente, porque si tienes un buen exprimidor, se le puede sacar mucho jugo a este tema.

¿De verdad necesitamos tantísimos electrodomésticos en una casa?. Tenemos electrodomésticos para todo, hasta para las cosas más innecesarias.

Aclaración rápida; un electrodoméstico es una máquina que, de forma automática, hace parte de una tarea doméstica, y lo que falta lo hace tu madre. Bueno…. eso es lo que yo pensaba hasta los quince años, luego ya la cosa cambió un poquito. Es lo que tiene hacerse mayor.

Hay un cacharro para cada cosa. Si es que, ha llegado un punto, en el que parece que vivamos en la segunda residencia de Terminator, ahí venga máquinas, y venga máquinas, incluso cosas que no son necesarias, venga electrodomésticos al canto.

Uno de los principales es; la lavadora. La lavadora vendría a ser el Pachá de la ropa sucia. Porque tu abres la portezuela, metes la ropa, le echas detergente, y eso empieza a dar vueltas y más vueltas…. ves que incluso va con ritmillo (pum, pum, tum, pum, pum, tum, pum, pum, tum…) y encima se convierte en un festival de la espuma, e incluso hay lavadoras que tienen la puerta de cristal o de plástico, y se puede ver como la ropa se lava, y tal como está la tele últimamente, yo prefiero ver la ropa centrifugándose que según qué programas.

Otro electrodoméstico indispensable es; la nevera. Que algunas también tienen congelador. ¿Cómo sabemos si nos encontramos ante una nevera de toda la vida?. Primero, porque si la abres está frío. Esto es así. Y si no lo está, te has equivocado, y has abierto un armario, o el horno. No hay más, ha de estar frío. Pero maticemos, porque en el mundo de las neveras, no hay nunca un punto intermedio, o enfrían a muerte que parece que hayan teletransportado la Antártida a tu cocina, o no enfrían nada.

Y uno de los más modernos, aunque lleva ya muchos años, y que se puede encontrar en todos los hogares del planeta es; el microondas. También conocido como el sustituto casi perfecto de una madre cuando te vas de casa. Cuando vives con tus padres, tu madre suele hacerte la comida, y cuando vives solo…. tu madre sigue haciéndote la comida, sólo que metida en tupperware, y el microondas la calienta. ¡¡Hacen tan buen equipo!!. Pero aún así, ¿cuál es el uso más extendido del microondas, vayas a la cocina que vayas?, ¡¡calentar leche!!.

Un cacharro que tampoco es muy caro, pero que vale su dinero, que ofrece unas posibilidades casi infinitas para cocinar, y ¿para qué lo usamos?, ¡¡para calentar leche!!, ¡¡sí señor!!.

Luego existen unos electrodomésticos más pequeños, y más específicos, que por norma general siempre están bautizados con nombres coherentes y lógicos. Por ejemplo; la tostadora, ¿para qué sirve?, ¡¡para tostar!!. El exprimidor eléctrico, ¿para qué sirve?, ¡¡para exprimir!!. La plancha, ¿para qué sirve?, ¡¡para fastidiar!!. No entiendo la manía de llevar la ropa planchada. Los viejos son muy sabios. Y no dicen los viejos que; ¿“la arruga es bella”?. ¡¡Tanto planchar!!, ¡¡tanto planchar!!.

Pero hay más, la batidora, ¿para qué sirve?, ¡¡para batir!!, la freidora, ¿para qué sirve?, ¡¡para freír!!. La licuadora, ¿para qué sirve?, ¡¡para licuar!!, la termomix, ¿para qué sirve?, bueno…. tiene que haber excepciones. No todo va a tener un nombre tan preciso.

domingo, 13 de febrero de 2011

LOS MÓVILES


La humanidad está infectada. Infectada por un virus, un virus que se propaga. El virus del móvil.
Móvil… ¿por qué se llamará móvil, si no se mueve?. Que lo llamen portátil. Vale que portátil ya está cogido, pero un portátil no es portátil, ni móvil. Llamar portátil a un portátil, o móvil a un móvil, es como llamar fijo, a un teléfono que no se mueve… vaya, quizás no es el mejor ejemplo.

Y es que ahora ya, no es fijo que la gente tenga un fijo en sus casas, sino un móvil, un móvil portátil, que no un portátil móvil, porque un portátil móvil no sería un portátil, sería ...

¡Basta de disertación léxico-científica!. Los móviles son la droga moderna. La prueba clara, evidente y definitiva de que el móvil es una droga, son las rayas. Cuando se te acaban las rayas, estás perdido.

Y es que las rayas siempre expiran en el momento menos oportuno. Desde luego, estoy hablando de las rayas de batería y cobertura. ¿Cobertura…?, cuando me regalaron el móvil, creía que no se podía sacar al aire libre. Que sólo se usaba en sitios cubiertos. Luego descubrí que sí, y se me acabó la batería. Así que me compré una guitarra.

Yo ya no recuerdo como vivía antes de tener móvil.

Todos los tenemos, aunque en realidad, no sean más que un instrumento de los alemanes, para dominarnos a todos. Sí, sí. Lo digo en serio.

Los alemanes han hecho mucho por la tecnología de los móviles. Van de benefactores de la humanidad, pero... detrás, se esconde una compleja trama de intereses, porque... ¿cuál es la primera consecuencia de usar el móvil?, pues que todos hemos acabado escribiendo, en alemán:

“Qtal?sproqtvayatodognial,tbo,diezenkasaPp,nofalts,bss”

Y así se empieza. No digan que no les avisé.

El móvil nos ha cambiado la vida, y para mal. Es decir, antes los móviles tenían poca memoria, y ahora tienen mucha. En cambio nosotros, antes teníamos un poquito de memoria, y ahora tenemos… Nada.

Antes nos sabíamos los teléfonos de nuestros amigos y familiares, y ahora que levante la mano quien se sepa más de cinco teléfonos de memoria. Y el 112, el 091 y el 11811, no cuentan.

Cada día tenemos la memoria más estropeada y más deteriorada, y no es por la radiación electromagnética, es porque ahora ya no necesitamos la memoria para nada. ¿El teléfono de tu madre?, la apuntas en la agenda del móvil. ¿Fecha de cumpleaños de tu hermano?, lo apuntas en el móvil, y si no, te lo chiva el Facebook, que nunca pensé que una página web me llegaría a ayudar tanto a mantener las relaciones con mis amigos y parientes.

Si es que, a este paso ya no hará ni falta de acordarnos de las caras de las personas. Llegará un día en el que nos encontraremos a alguien por la calle que nos salude, y habrá que comprobar en la galería de imágenes del móvil en plan: “¡¡a ver, a ver, este no, a ver, a ver, ahhh sí!!”, “¡¡Hola papá!!”.

Y si en algo nos ha cambiado la vida el teléfono móvil, es que ha llegado a un punto, en que tu vida depende de él por completo. Y no porque tengamos que llevarlo siempre encima, o dormir con el móvil en la mesita de noche, ni tampoco porque si se te olvida el móvil en casa, sientas que vas medio desnudo por la calle, tampoco.

Nuestro móvil se ha convertido en una extensión más de nuestra vida, o al menos eso es lo que piensa mi madre. Que si me llama, y el móvil no da señal, ella ya va llamando a la policía para que busquen mi cadáver. Porque no es posible pensar que me haya quedado sin batería, o que no tenga cobertura, no. Si el móvil no da señal, y yo no contesto, es que me he muerto o estoy a puntito de palmarla ahí moribundo perdido. Cosas de madres y de móviles o de madres- móviles que es un nuevo concepto.

Así que, no os voy a pedir, porque yo también me incluyo, un poquito más de cordura con el uso del teléfono móvil, porque a fin de cuentas, si hemos vivido tantos millones de años sin ellos, y no nos ha ido tan mal, tampoco va a pasar nada si nos olvidamos un poquito de tanta comunicación electrónica, y así igual podemos volver al contacto real, que a mucha gente tanta falta le hace.