sábado, 25 de abril de 2009

LA BARRA DE LOS BARES


Quiero hablar hoy, acerca de animales mitológicos, pero sobre todo, de uno de los lugares más místicos, donde se puede encontrar sobre la faz de la Tierra, que es; la barra de los bares.

Que están poblados de seres mágicos, y enigmáticos como; ese vaso de tubo con liquidillo verde, que tiene dentro la espátula de la cerveza. El enigmático ser.... ¿qué es ese liquidillo?, hay quien dice que es Kriptonita, y que por eso, no se ha visto nunca a Superman beber cerveza. Y hay quien dice, que es Fairy, que no tiene ningún sentido, porque una cosa que engorda tanto como la cerveza, no le puedes pasar el milagro antigrasa por encima, que lo estropeas, te lo cargas, y eso, no está bien.

Otro ser mitológico, que mora en las barras de los bares; el servilletero, un ser dadivoso, y de generosidad infinita. El problema es que, las servilletas no sirven para nada, porque son impermeables, ¿cómo te vas a limpiar con eso?, es como salir de la ducha y en lugar de ponerte un albornoz, ponerte un chubasquero.
No tiene capacidad de absorción.

Tu estás comiendo gambas, vas a coger una servilleta, y la primera ya, ¡¡Clack!!, se desintegra, la segunda lo mismo, y la tercera igual, si es que no dan abastos, yo prefiero limpiarme con las gambas.

Otro ser mitológico de las barras de los bares, un ser místico; el cartel de “SÓLO CAMAREROS”. Que está allí en la barra, y dices, mira un sitio guay; ¡¡Sólo camareros!!, te echan, no te dejan entrar. La gente lo que no sabe, es que en la cocina, hay otro, que pone; “SÓLO CLIENTES”.

Otro ser místico, que habita en las barras de los bares es; el palillero. Pobrecillos lo palilleros, a mí me dan pena. Los camareros, no entiendo, como están tan obsesionados de meter en el palillero, el doble de palillos de los que caben. Claro, están todos a presión, yo pienso que creerán que va a dar de sí el palillero, pues no, los metes todos ahí apretados a presión, y luego pasa lo que pasa, pues que, intentas coger uno, y se caen todos, se caen al suelo, y claro, se llenan de arenilla y de cosas del suelo del bar, y luego cuando los vuelves a meter en el palillero no caben.

Luego hay sitios, que tienen los palilleros en un vaso, o en una copa. Y tú dicen; “¡¡Uh, un vaso, una copa, que lujo!!”, “¡¡Qué dispendio!!”.
A mí personalmente me da un poco de miedo, porque mira que si me pido una copa, y me lo traen en un palillero.
Porque además, son seres, si os fijáis, son seres ancianos y vetustos. Pero siempre los palilleros están viejos. No hay palilleros nuevos..... ¿Por qué no hay palilleros modernos?, ¡¡pues porque, no existen!!.
Un bar, que acaba de abrir, ya tiene los palilleros viejos.

Ayer por ejemplo, fui a un bar, para ver como eran, ¡¡que raros son los bares!!, voy a ver como son. Entonces, fui allí, me acerqué a la barra, me apoyé, me puse a observar como era, y claro, vi eso, vi seres ancianos, vi los palilleros, vi seres dadivosos, los servilleteros, luego vi seres mitológicos de verdad; el palitillero. Que es un ser mitológico, con cabeza de palillero, y cuerpo de servilletero. Es un ser híbrido.

Y otro que es un enigmatiquísimo e incomprensible ser mitológico, que también vive en la barra del bar, y que tiene la cabeza de bayeta, y cuerpo de bayeta; la Bayeta.
Las bayetas de bar son muy enigmáticas. Tú la ves a la pobre bayeta de bar, y ya no puede más. Es una bayeta, que ya ha absorbido, ya ha chupado, ya la han arrastrado, ya la han secado, la han estrujado. Esa bayeta, ya no puede más.

Otro ser mitológico; el cinzanicero. El cenicero de cinzano. Que lo miras, es precioso, y está vacío. En las barras de los bares, los ceniceros, siempre están vacíos, limpísimos, impecables... ¿por qué?, porque está todo en el suelo.

Si la barra del bar, es el Olimpo, lleno de seres mitológicos. El suelo, es el Infierno, es el Hades, es un asco. Es un depósito de cadáveres de gambas, de esqueletos de aceitunas, de servilletas usadas, colillas....

Por eso, los taburetes de la barra, tiene reposa pies. Porque hay gente que ha llegado a perder un zapato, y luego, calzarse con una gamba.

Es el infierno, donde van las almas en pena, de los seres que viven en la barra. ¡¡Qué triste!!.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Mu bueno, y me has resuelto la gran duda...por que superman no se quería venir de cañas conmigo

El gran Isidoro dijo...

a lo mejor no queria ir de cañas contigo, para que nadie sospechara de su doble identidad, jajajajajajajaja

Venga va, nos vemos